Descubren un ‘desierto submarino’ en el Pacífico que podría provocar un desastre medioambiental

La enfermedad de la estrella de mar podría estar detrás de los brotes de enfermedades infecciosas que afectan a numerosas especies.

Un grupo de científicos cree que la desaparición progresiva de la estrella girasol —cuya causa todavía se desconoce— en la costa de California (Estados Unidos) podría provocar un desastre medioambiental en el océano Pacífico, según un estudio publicado el miércoles de la semana pasada en la revista científica Science Advances.

«Nunca he visto una disminución de esta magnitud en una especie tan importante», explicó al diario The Washington Post el autor principal de la publicación, Drew Harvell. Esta investigación apunta que la enfermedad de la estrella de mar, que ha afectado notablemente a la estrella girasol, podría estar detrás de los brotes de enfermedades infecciosas que desde 2013 ponen en peligro la vida de varias especies de animales, entre las que se incluyen ranas, corales y murciélagos.

Asimismo, los expertos indican que esta especie marina está al borde de la extinción, por lo que piden a las autoridades que tomen cartas en el asunto para salvarla mediante un programa de reproducción con estrellas de girasol de Washington, Alaska y Canadá. Por otro lado, el documento señala que este fenómeno coincidió con un episodio de calentamiento del Pacífico que tuvo lugar entre 2013 y 2015.

El equipo de investigadores rastreó la progresiva desaparición de la estrella girasol mediante incursiones en aguas poco profundas de la zona realizadas entre 2006 y 2014, en las que contabilizaron «entre dos y 100 estrellas» de este tipo, tras lo cual registraron un notable descenso del número de ejemplares.

Por último, los científicos advirtieron de que el mayor enemigo de las estrellas girasol, los erizos de mar morados, se están multiplicando en las profundidades marinas, hecho que dificulta aún más la supervivencia de esta especie, pues se alimentan de la vegetación, que además es un elemento clave para el ecosistema de esta zona del Pacífico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *