Nuevo estado de la materia: Afirman que puede ser sólida y líquida al mismo tiempo

El descubrimiento fue realizado por investigadores que sometieron al potasio a condiciones extremas de presión y temperatura.

Hasta el momento, los estados conocidos de la materia eran tres: sólido, líquido y gaseoso. Sin embargo, un grupo de investigadores afirma que logró comprobar que existe una nueva modalidad que combina a dos de las formas tradicionales.

Para lograrlo, sometieron al potasio a condiciones extremas, generando un estado en el que la mayoría de los átomos formaron una sólida estructura de red, mientras que un conjunto de átomos permaneció líquido.

Andreas Hermann, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Edimburgo (Escocia, Reino Unido), quien lideró el estudio, afirmó: «El potasio es uno de los metales más simples que conocemos, pero si lo aprietas, forma estructuras muy complicadas. Hemos demostrado que este estado inusual pero estable es en parte sólido y en parte líquido». Luego, explicó que «recrear este estado inusual en otros materiales podría tener otro tipo de aplicaciones».

De acuerdo con sus estimaciones, más de media docena de elementos, como el bismuto o el sodio, podrían replicar este nuevo estado. Sin embargo, aún no está claro si el descubrimiento muestra un estado diferente de la materia o si se trata de unatransición entre dos diferentes.

El procedimiento

Para desarrollar el estudio, los científicos realizaron simulaciones por computadora sobre el comportamiento de hasta 20.000 átomos de potasio en condiciones extremas, como una presión entre 20.000 y 40.000 veces superior a la atmosférica y una temperatura de entre 126 y 526 grados centígrados.

Verificaron así que se forman dos estructuras de celosía sólidas, con fuertes interconexiones químicas, lo que implica que cuando la estructura se calienta, los átomos pueden permanecer sólidos, mientras que otros se funden en estado líquido.

«De alguna manera, esos átomos de potasio deciden dividirse en dos subceldas vinculadas», concluyó Hermann.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *