Vaticinan una moderada temporada de huracanes

La próxima temporada de huracanes en la cuenca del Atlántico, que comenzará oficialmente el 1 junio, tendrá una actividad “ligeramente por debajo del promedio” debido al poco impacto del fenómeno meteorológico de El Niño, según el pronóstico anual de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) de EE.UU.

El centro educativo se basó en la observación de los fenómenos meteorológicos de El Niño y La Niña, y las temperaturas en el Atlántico, explicó ayer el Dr. Philip J. Klotzbach, jefe de investigaciones del Departamento de Ciencias Atmosféricas de CSU. “Este reporte es nuestra mejor estimación de la potencial actividad de huracanes con las condiciones atmosféricas y oceánicas observadas la temporada pasada”, manifestó Klotzbach.

El informe, que además tiene en cuenta casi cuatro décadas de datos compilados por CSU, detalla que El Niño (en el Pacífico) se ha debilitado.
Según Klotzbach, si esa situación persiste, como se anticipa, habrá menos posibilidades de que se formen huracanes, por el impacto de El Niño en los vientos del Caribe. Dicho de otro modo, “habrá menos combustible para la formación de ciclones tropicales y para la intensificación de esos ciclones”, debido a que la atmósfera estará más estable y más seca, precisó.

De esta forma se anticipan trece tormentas con nombre entre el 1 de junio y el 30 de noviembre, con cinco huracanes, dos de ellos con vientos sostenidos de unos 180 kilómetros por hora, es decir, categoría 3 en la escala de Saffir/Simpson de un máximo de cinco.

Según Klotzbach, la temporada de huracanes 2019 “exhibe características similares” a las de 1987, 1991, 2002 y 2009, que tuvieron menos huracanes que el promedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *