El gusto de los mayas por el maíz podría haber sido la causa de su colapso

Un estudio de científicos de la Universidad de Arizona y de Pensilvania da pistas sobre la probable extinción de los antiguos habitantes de la comunidad de Cahal Pech, en Belice.

La dependencia por el maíz, la intensificación de la producción y las frecuentes sequías podrían haber sido algunas de las razones que explican el colapso de la antigua civilización maya. 

Los científicos Claire Ebert, Julie Hoggarth, Jaime Awe, Brendan Culleton y Douglas Kennett, analizaron los restos de 50 integrantes de la antigua comunidad maya de Cahal Pech, en Belice, que pertenecieron a los periodos de sequía entre el Preclásico Medio (735-400 a.C.). y el Clásico Terminal (800-850 d.C.). 

Como parte del estudio, los científicos de la Universidad de Arizona y Pensilvania analizaron los valores de isótopos estables (átomos) de carbono y de nitrógeno del colágeno óseo (molécula en los huesos) presentes en los restos, para determinar las características de las dietas individuales y cómo cambiaron a través del tiempo.

El análisis sugiere que tanto las élites como los plebeyos tenían una dieta diversa que, además del maíz, incluía plantas silvestres y animales adquiridos mediante la caza. Esta diversidad les proporcionó un «amortiguador» cuando una sequía de varios siglos impactó las tierras desde el 300-100 a. C.

El cambio en la dieta

Sin embargo, la adaptación de los antiguos mayas cambió radicalmente entre el 750 y 900 d.C.

«El crecimiento de las jerarquías sociales y la expansión de la población condujo a la intensificación de la producción agrícola y al aumento de la dependencia del maíz», se detalla en el estudio académico. 

Esta dieta dependiente del maíz fue una de las causas de su probable extinción, según los hallazgos. Pese a que era un cultivo poco resistente a las sequías, la demanda de la élite para producirlo muy probablemente «fue un factor que contribuyó al fracaso del sistema sociopolítico de Cahal Pech frente a otra sequía severa al final de la Período Clásico Terminal», explican. 

Para Claire Ebert, el estudio sobre la relación entre la dieta y el declive de las sociedades antiguas podría ayudar a comprender «la vulnerabilidad al cambio climático entre las comunidades agrícolas tradicionales modernas y las naciones industrializadas». 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *