Abinader acudió al Este en busca de alentar economía

El presidente Luis Abina­der estuvo este fin de se­mana de visita por las provincias San Pedro de Macorís y La Altagracia, de la región Este, siendo los motivos principales de sus movimientos alentar a los sectores económicos para reactivar la economía en esa zona y, de paso, es­cuchar las demandas de sus pobladores.

El mandatario empe­zó la jornada con un ac­to para la construcción de tres nuevas naves indus­triales en la zona franca de la Sultana del Este, que le ayudaría a cumplir su me­ta de crear 600,000 nue­vos empleos.

Tras la caída de la in­dustria azucarera, la eco­nomía de San Pedro de Macorís ha recaído en el sistema de zonas francas, pero esta fue prácticamen­te paralizada por la pan­demia de Covid-19.

En el acto, donde estu­vo el ministro de Indus­tria, Comercio y Mipymes, Víctor -Ito- Bisonó, y el di­rector de Pro Industria, Ulises Rodríguez, el pre­sidente Abinader afirmó que llegó “el momento de invertir en el país”, y ga­rantizó que el impulso que tendrán las zonas francas durante su administración “no tendrá precedente”.

Las tres naves indus­triales que serán construi­das en el parque de zonas francas de San Pedro de Macorís contarán con una inversión de 92 millones de pesos, y tendrán tama­ño de 38 x 36 metros ca­da una.Más en Inicio

El puerto

Abinader también visi­tó el puerto de San Pedro de Macorís, ubicado en la desembocadura del río Hi­guamo, con el objetivo de lograr su recuperación e impulsar el comercio ma­rítimo.

Este puerto, el más an­tiguo del país, construido en 1946, es propiedad del Estado y se encuentra ba­jo la administración de la Autoridad Portuaria Do­minicana.

Fue desarrollado para dar servicio a los ingenios azucareros durante el si­glo XIX, brindando mucho dinamismo económico durante los primeros de­cenios del siglo XX.

El presidente enco­mendó la creación de una comisión encabeza­da por director de la Au­toridad Portuaria, Jean

 Luis Rodríguez, junto a ac­tores empresariales que conviven en este puerto y líderes políticos locales, para presentar un infor­me, en un período máxi­mo de seis semanas, que contenga una propuesta de viabilidad y factibilidad para evaluar la posibilidad de convertir el lugar en un puerto multipropósito.

El mandatario visitó otros lugares donde pro­metió obras, se reunió con varios sectores, escuchó a sus moradores y se refirió a temas nacionales, como la conformación de la nue­va Junta Central Electoral (JCE).

Sobre este último te­ma, el mandatario dijo que los miembros titulares de la JCE deben ser indepen­dientes, y estimó no creer en repartos. En San Pedro de Macorís, visitó al obispo de la provincia, Santiago Rodríguez, y luego hizo lo mismo con la comunidad evangélica.

Minutos más tarde, se trasladó al antiguo Inge­nio Porvenir donde prome­tió a los trabajadores cañe­ros que hará justicia y dará solución a la situación de abandono a la que han si­do sometidos por más de tres décadas, garantizando a esos obreros la entrega de sus pensiones.

Asimismo, se compro­metió a culminar la re­modelación del hospital Antonio Musa de esta de­marcación, del cual criti­có su estado deplorable, luego de una inversión de más de 1,300 millones de pesos, en los siete años que lleva el centro en recons­trucción.

Abinader agregó que ese centro de salud es re­gional, que recibe no solo a los pacientes de esta pro­vincia, sino también a los que residen en las zonas aledañas. Indicó que, por tanto, esta población me­rece un servicio de salud de calidad.

Consideró que esta situa­ción afecta a los pacientes, sobre todo, porque se han pagado 1,300 millones de pesos y no hay solución de ningún tipo para ese cen­tro asistencial público. Fue en ese lugar que recriminó a un médico y gremialista que le pidió una casa club, en vez de interceder por la mejora del hospital.

Luego de entregar dos vi­viendas readecuadas en el sector Los Guandules de San Pedro de Macorís, el presiden­te dijo que a través del Invi se van a reconstruir en esta pro­vincia dos mil viviendas de unas 30,000 que serán repa­radas a nivel nacional antes del mes de diciembre.

Su agenda incluyó una visita al local de los bombe­ros, donde prometió mejo­ras laborales y de estructura de su sede.

El mandatario además escuchó a los morado­res del sector El Muerto a quienes prometió solucio­nar sus problemas de agua potable, pavimentación de calles y acondicionamien­to de la playa. El recorri­do del presidente culminó en el centro cultural de es­ta provincia donde sostuvo un encuentro con los diri­gentes locales del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Desde la Sultana del Es­te, Abinader se ha trasla­dado hacia la provincia La Altagracia, donde este do­mingo tiene una extensa agenda.

Agenda en Punta Cana

Abinader encabezó ayer la inauguración de la plaza comercial Bávaro City Cen­ter, en cuya jornada habló el presidente de BCW Do­minicana, Fred Oscar Im­bert, quien se comprome­tió a desarrollar esta obra en favor de la sostenibili­dad de la comunidad.

También habló el empre­sario Frank Elías Rainieri, que dijo estar confiado en el país y aseguró que no ha disminuido el compromiso de invertir en medios pro­ductivos que contribuyan a generar empleos y nuevas oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *