Corripio advierte que éxito económico es superfluo; alerta por gastos innecesarios

El presidente del Grupo Corripio, José Luis Corripio Estrada, advirtió que el éxito económico no es el único por el que hay que luchar, ya que es el que más rápido se olvida cuando se pierde el dinero y quien lo obtuvo no deja ninguna huella más allá de haber sido rico.


Durante la conferencia magistral “Sostenibilidad en un Mercado Globalizado”, auspiciado por el Instituto de la Moda en República Dominicana (INDOMODA), definió como penoso a aquel que solo apela tener dinero como éxito para justificar su paso por la vida.


Aconsejó a quienes reclaman fórmulas para el éxito trabajar dos o tres horas extra luego de terminar cansado una jornada, ya que en ese tiempo está la diferencia entre el promedio y el éxito, ya que si lo que hace es lo mismo que los demás se queda en el montón.


Consideró que el mundo se ha vuelto tan competitivo que hay que hacer algo más que lo que normalmente hace todo el mundo para poder triunfar.
“Hay gente que le gusta subirse a la carreta y que otro la empuje, pero la vida no es así, la carreta hay que empujarla todo el tiempo”, proclamó Corripio Estrada ante el público que acudió a la conferencia en el Hotel Barceló.


La experiencia. El presidente del Grupo Corripio explicó que la vocación natural de toda actividad económica es el fracaso y la quiebra.
Sostuvo que aquel que pretende sacarse la lotería o hacer un negocio fabuloso en un día podría estar destinado al fracaso, contrario a quien inicia y es constante, como lo ha sido su familia, que lleva más de cien años en esos menesteres.


Estima que todo aquel que emprende un proyecto no debe correr el riesgo de un fracaso, porque pierde no solo el pequeño capital sino que además pierde la confianza de volver a intentarlo porque queda traumatizado.
“Vuelvo y digo que sí se aprende con el fracaso, pero en el mundo hay tanto fracaso a la vista que no hay necesidad de cometer uno para aprender, sino observar el fracaso de los demás; obviamente sale más barato”, manifestó, lo que provocó aplausos de los presentes.


Gastos innecesarios. Deploró la práctica de muchos de adelantarse al gasto improductivo cuando comienza a tener un éxito relativo, antes de acumular el capital necesario para desarrollar un negocio.


“Hay que concentrarse y posponer la casa, el carro, la calidad del vehículo y todos los lujos, que son cuestiones innecesarias de lo que está lleno el mundo”, indicó Corripio Estrada.


Expuso que lamentablemente el mundo de la moda se alimenta mucho de necesidades innecesarias, ya que lo que es realmente necesario es comer, estudiar y la salud, pero que lamentablemente esa es la realidad del mundo de hoy.


Consideró que el peligro más grande es educar en la abundancia, ya que es bordear el fracaso, de ahí que haya establecido una tesis familiar denominada “Pobreza Inducida” que no es estrechez, avaricia ni tacañería, sino limitaciones.


Injusticia. Estima que no es justo que un emprendedor o alguien que empiece un negocio pequeño pague la misma tasa impositiva que pagan los grandes capitales.


Sostuvo que no es cierto que requiere el mismo esfuerzo el primer millón de capital que el millón cien o mil, experiencia vivida en la familia, ya que a su padre le costó 20 años acumular el primer millón. Promueve que a los emprendedores se les dé un tratamiento diferenciado, en donde por ejemplo, al primer millón se cobre un 5%, al segundo millón un 8%, un 10% y un 15% hasta que se convierta en un capitalista productivo.


Barreras. Señaló que las barreras son tan grandes hoy que nadie se puede establecer si no cuenta con una serie de recursos y apoyo financiero para hacerlo.


Teme que quien nazca en la clase pobre muera en esa misma clase, que quienes nazcan en la clase media muera ahí mismo por no haber escalamiento social.


A quienes están acomodados, advierte. es el estado más peligroso para conservarlo, porque se inventan los gastos, los lujos, las necesidades y 20 mil disparates, por lo que se crían hijos que se convierten en parásitos.
Concluyó en que República Dominicana cuenta con las herramientas para crear la marca RD en la moda, ya que existen los valores para lograrlo.


Indomoda. El liderazgo de la industria de la moda abogó por una Ley que incentive la innovación y desarrollo del sector, así como la pertinencia de establecer alianzas público privada que propicien alcanzar la sostenibilidad económica y la inserción competitiva en los mercados internacionales.


Estima imperativo que el gobierno respalde la industria, de forma que se motive a delinear políticas públicas bien definidas y sustentables, en procura de fomentar la generación de empleos y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).


Las inquietudes fueron externadas por actores de la industria de la moda y representantes del ámbito económico durante el desayuno primaveral.
El evento estuvo encabezado por Isabel Reynoso, presidenta de Inmoda, y disertó sobre el tema; la destacada diseñadora de moda, Jenny Polanco, en calidad de oradora invitada, quien expuso sobre Sostenibilidad en un Mundo Globalizado y Sostenibilidad en la Industria de la Moda.


“Requerimos que el Estado dominicano, a través de sus instituciones públicas, y la dirigencia del sector privado se motiven apoyar acciones que redunden en beneficio de la industria”, expuso Reynoso.


El desayuno conferencia primaveral conformó un panel que integró la participación del viceministro de Industria, Comercio y Mipymes, Ignacio Méndez, el diseñador Sully Bonelly.


El viceministro de Fomento a las Mipymes, Ignacio Méndez, discrepó del planteamiento de una nueva Ley de Moda, tras señalar que muchas leyes lo que hacen es empeorar las soluciones de las cosas.


“Si todos nos unimos en ese sentido, la Ley no es necesaria”, subrayó el funcionario.


Ignacio Méndez respaldó la propuesta de Corripio en cuanto a que los emprendedores no deben pagar los mismos impuestos que los grandes capitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *