La OPEP+ vuelve a considerar recortes a la producción de crudo

Numerosos miembros de la OPEP y productores de petróleo aliados ven la necesidad de reducir la producción para evitar un nuevo superávit, dijo un miembro clave de la coalición, durante el encuentro de delegados en Abu Dabi.
Varios productores mundiales están de acuerdo en que se debería extraer menos petróleo en 2019, y una reducción de 1 millón de barriles al día sería un buen número, dijo el ministro de Petróleo de Omán, Mohammed Al-Rumhy. Según los delegados, los productores están considerando una serie de recortes, que incluyen una disminución en la producción de hasta 1 millón de barriles al día.

“Creo que probablemente hay apoyo en estos momentos a que hay un exceso de petróleo en el mercado y las existencias, los inventarios se están acumulando”, dijo Al-Rumhy a los medios el domingo en Abu Dabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Un comité técnico que representa a la coalición proyectó que volverá a haber un superávit mundial de petróleo en 2019 si se continúa extrayendo al ritmo actual, de acuerdo con delegados familiarizados con las conclusiones. No obstante, el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al-Falih, que representa al miembro más importante de la OPEP, dijo antes de la reunión entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados el domingo en Abu Dabi que era “demasiado prematuro” una reducción de la producción.

No se puede descartar una reducción de la producción en 2019 por parte de los productores de la OPEP, dijo a la prensa Magzum Mirzagaliev, viceministro de energía de Kazajstán, en la capital de EAU. Rusia no está lista para revelar su postura sobre si el grupo debería reducir aún más la producción antes de la reunión del comité, según una persona familiarizada con el asunto.

Al-Falih acordó en una reunión de coordinación conjunta con Irak, que tuvo lugar en Bagdad el sábado, lograr una mayor estabilidad en el mercado del petróleo, dijo el portavoz del ministerio de Petróleo de Irak, Asim Jihad, por teléfono. Irak, el segundo mayor productor de la OPEP después de Arabia Saudita, ha anunciado planes ambiciosos para seguir ampliando su capacidad de producción.

La OPEP y sus aliados se encuentran bajo una presión cada vez mayor para considerar nuevos recortes de producción tras una caída en los precios del petróleo. El crudo a ambos lados del Atlántico cayó el viernes después de que Estados Unidos informase de un aumento de los suministros y Washington otorgase exenciones que disminuyen el impacto de las sanciones a las exportaciones iraníes. El Brent cayó por debajo de los US$70 por barril por primera vez en seis meses, perdiendo un 4 por ciento la semana pasada. Los futuros West Texas Intermediate también cayeron, aproximadamente un 5 por ciento.

La Agencia Internacional de Energía ha pedido reiteradamente a la OPEP que abra los grifos para asegurar que se puede satisfacer la demanda mundial de crudo. El responsable ejecutivo de la AIE, Fatih birol, ha hablado de la entrada del mercado en “una zona roja” si las pérdidas de producción de Venezuela y las exportaciones de Irán no se compensan. El grupo de productores y sus aliados han estado aumentando la producción rápidamente desde mayo, respondiendo a la presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y compensando las pérdidas de suministro de Irán y Venezuela. Ahora, están considerando un cambio de sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *