Allanan otra empresa por corrupción Brasil

Las autoridades brasileñas pusieron en marcha ayer una nueva fase de la Java Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil, con una serie de allanamientos que tienen en su mira al grupo siderúrgico italo-argentino Techint, informaron fuentes oficiales.

En la fase número 67 de la Lava Jato, una operación que ya envió a prisión a decenas de conocidos empresarios y políticos, agentes de la Policía Federal y de la Fiscalía cumplieron 23 allanamientos en los estados de Río de Janeiro, Sao Paulo y Paraná para buscar pruebas sobre posibles corruptelas.

La operación tiene como fin “investigar ejecutivos vinculados al grupo Techint por su posible participación en un cartel” montado por grandes grupos empresariales en Brasil para desviar recursos de la petrolera estatal Petrobras, según un comunicado de la Fiscalía. Los responsables por la investigación sospechan que tanto Techint como sus subsidiarias brasileñas, Techint Engenharia e Construção y Confab Industrial, participaron en el cartel y pagaron sobornos a tres altos funcionarios de Petrobras para adjudicarse millonarios contratos para venderle tuberías y equipos a la petrolera. De acuerdo con un comunicado de la Policía Federal, los sobornos pagados ascienden a cerca de 60 millones de reales (unos 15 millones de dólares). Además de los ejecutivos de Techint, en la nueva fase también se investiga por corrupción a los entonces ejecutivos de Petrobras que habrían recibido los sobornos y por lavado de dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *