Cambio presidencial en Colombia: Santos le pasa el relevo a Duque con el reto de dejar atrás la polarización

Colombia inicia una nueva etapa este martes tras los ocho años en el poder de Juan Manuel Santos, que consiguió poner fin a una guerra de más de medio siglo gracias al histórico acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC. Su sustituto, Iván Duque, hereda un país con grandes retos en materia de seguridad, corrupción y desigualdad.

El cambio que vivirá Colombia a partir de este 7 de agosto va a ser drástico, no sólo por el bando político que representan el gobernante saliente Juan Manuel Santos y su sustituto Iván Duque, sino por sus posiciones discrepantes en temas prioritarios en la agenda de la nación, principalmente los surgidos del histórico acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, como la reincorporación de los guerrilleros desmovilizados, los cultivos ilícitos, la estrategia de seguridad y los derechos sociales.

Santos practicó un liberalismo pragmático con acento en las libertades. Su lema preferido desde el Palacio de Nariño fue «el mercado hasta donde sea posible, el Estado donde sea necesario». Duque, que llega al poder como delfín del uribismo (el movimiento conservador en torno al partido Centro Democrático de Álvaro Uribe), pretende apuntarse a la nueva derecha que ha cosechado triunfos en países como Francia con Emmanuel Macron.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *