Chile sigue protesta pese llamado a diálogo

Miles manifestantes coparon ayer una plaza y la principal avenida de capital chilena, descontentos con promesa del gobierno de mejoras sociales y diálogo ciudadano, mientras toma fuerza la idea de reformar la Constitución legada por dictadura militar.

El presidente Sebastián Piñera no ha logrado, de momento, detener las movilizaciones sociales que a diario se convocan por redes sociales. Gabriela Vivanco, profesora de enfermería de 34 años, dijo que “son medidas burlescas para los que estamos protestando en las calles”.

El nuevo ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dijo tras una reunión de gabinete que “la primera prioridad “es que recuperemos la paz social”, que deja miles de detenidos y centenares de heridos tras violentas represiones de la policía. Agregó que la segunda es “la agenda social”.

Indicó que “esta es una primera respuesta” del gobierno a las exigencias de un movimiento que carece de vocero y de organizadores conocidos.

Como parte de la estrategia del gobierno se sumó ayer el anuncio del ministro de Desarrollo social, Sebastián Sichel, de que convocará diálogos sociales en las 345 comunas social. Señaló buscan “guiar esto a una conversación, en una catarsis que permita construir buen diagnóstico, pero también una construcción de una agenda social”.

Sobre la posibilidad de que se hable también de una Asamblea Constituyente para reemplazar la Constitución instaurada en 1980 por la dictadura de Pinochet, indicó que “podrían llegar a lo que quieran los ciudadanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *