Conmovedor abrazo a Melania Trump en hospital infantil

La primera dama Melania Trump pasó la tarde del martes en Nashville visitando a niños que nacen dependientes de las drogas.  Esto como parte de su campaña “Sé el mejor”, para ayudar a los niños.

La primera dama se reunió con expertos y familiares en el Hospital Infantil Monroe Carell Jr. en Vanderbilt durante su primer viaje doméstico para promover la iniciativa.

“Su pasión es arrojar luz sobre la crisis de opiáceos. Ella quiere continuar aprendiendo”, dijo sobre la visita la portavoz de la Sra. Trump, Stephanie Grisham. Afirmó que la primera dama le preguntó cómo podía usar mejor su rol para ayudar.

La primer dama recibió una sesión informativa sobre el trabajo de la instalación antes de conocer a algunos de sus pacientes y visitar en privado a las familias que tienen bebés en la unidad de cuidados intensivos neonatales.

La señora Trump trajo sus mantas de lana con el sello de la Casa Blanca que compró para regalar a los bebés. También pasó tiempo jugando con varios niños pequeños, incluido uno conectado a una unidad intravenosa, en una sala de juegos que incluía casas de muñecas y un conjunto de trenes.

“¿Cuántos años tienes? ¿Qué estás jugando? ¿Quieres enseñarme? “Se escuchó que preguntó a uno de los niños. En un momento dado ella fue vista haciendo burbujas. En un momento conmovedor abrazó a Essence Overton, una niña de 4 años.

Melania Trump había hecho poco personalmente para publicitar la campaña en todo el país desde que la presentó en la Casa Blanca en mayo.

Una semana después del anuncio, la primera dama fue hospitalizada durante cinco noches por una cirugía de riñón, luego pasó varias semanas fuera de los focos recuperándose antes de reanudar un horario público. Desde entonces, ha realizado dos viajes a la frontera de México y Estados Unidos para reunirse con adultos y niños afectados por la política del presidente de separar a las familias migrantes que cruzan ilegalmente a los Estados Unidos.

La primera dama promovió “Be Best”, que se centra en el bienestar de los niños, el uso de las redes sociales y el abuso de opiáceos, cuando acompañó al presidente a Londres este mes. Ella también lo ha discutido durante visitas sorpresa en el área de Washington, incluyendo un viaje no anunciado al Centro de Innovación y Política de Microsoft la semana pasada.

Ella visitó a un grupo de estudiantes que ayudan al fabricante de programas informáticos con su trabajo sobre la seguridad en línea centrada en la juventud. Ser buenos ciudadanos en línea es uno de los focos de la campaña de la primera dama, aunque su marido es criticado rutinariamente por usar Twitter contra sus enemigos.

El tema que la llevó a Tennessee es el síndrome de abstinencia neonatal, que ocurre cuando un bebé deja de consumir las drogas a las que está expuesto en el útero, generalmente un analgésico opioide, cuando tiene una madre adicta. La abstinencia causa síntomas tales como irritabilidad, temblores musculares, dificultad para comer y dormir, y problemas respiratorios, según el Dr. Stephen Patrick, pediatra y neonatólogo del Hospital infantil Monroe Carell Jr..

Los opiáceos están alimentando la epidemia más mortal de sobredosis de drogas en la historia de Estados Unidos. Alrededor de 70,000 estadounidenses murieron de una sobredosis de drogas el año pasado, según cifras preliminares publicadas este mes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Eso es un aumento del 10 por ciento del año anterior.

La práctica de las primeras damas usando sus posiciones de prominencia para promover temas y causas que les importan se puede remontar a Martha Washington, la primera dama original de Estados Unidos. Ella era una defensora de los veteranos de la Guerra Revolucionaria, dijo Anita McBride, ejecutiva en residencia en el Centro de Estudios Congresionales y Presidenciales de la Universidad Americana.

Uno de los viajes recientes de la Sra. Trump para visitar una instalación para niños migrantes fue eclipsado por una chaqueta con capucha que llevaba que tenía, “Realmente no me importa, ¿verdad?” garabateado en la parte posterior. La elección de la vestimenta para el viaje de Texas rebotó en Internet, generando memes sobre qué mensaje podría haber estado tratando de enviar la ex modelo.

Su portavoz dijo que era solo una chaqueta sin mensaje oculto. Pero el presidente socavó eso al twittear más tarde que su esposa realmente estaba diciendo que no le importaban los medios de “noticias falsas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *