Coronavirus sigue amenazando reactivación del consumo en EEUU

Los gastos de consumo de los hogares registraron un alza de 8,2%.

Los estadounidenses recuperaron en mayo su tradicional apetito por el consumo pero la mayor economía mundial está lejos de recuperarse del impacto que la pandemia de coronavirus tuvo sobre las compras.

Los gastos de consumo de los hogares registraron un alza de 8,2%, un récord para un mes. El consumo se vio estimulado por las ayudas oficiales, anunció el viernes el Departamento de Trabajo.

Para la economía es un dato positivo ya que el consumo es el principal motor de crecimiento de Estados Unidos: representa alrededor de 70% del PIB.null

“Pero no nos equivoquemos, el rebote fue parcial y ampliamente sostenido por la inyección masiva (de fondos) de reactivación en abril”, resumieron Gregory Daco y Lydia Boussour, economistas de Oxford Economics, en una nota de análisis.

El Congreso adoptó a fines de marzo un enorme plan de ayuda de emergencia de más de 2.000 millones de dólares llamado CARES Act, destinado a atenuar el impacto de la crisis para empresas y trabajadores estadounidenses vulnerables.

Además de subsidios por desempleo, algunos hogares de bajos ingresos recibieron cheques del gobierno.

Aunque los gastos de los hogares en mayo subieron, siguen 11% por debajo de sus niveles precrisis, destacaron los economistas.

La incertidumbre es grande sobre la forma en que los estadounidenses reaccionarán en términos de consumo en momentos en que la pandemia vuelve a ganar terreno en el oeste y el sur del país.

Estados Unidos hace cada vez más test (más de 640.000 el jueves, según el Covid Tracking Project) pero el número de casos confirmados aumenta a un ritmo cada vez mayor desde hace varias semanas, lo cual alimenta la hipótesis de un resurgimiento de la pandemia a medida que avanza el desconfinamiento.

California, Arizona, Texas y Florida, estados muy poblados, están en el centro de este rebote de la curva de contagios.

El viernes el gobernador de Texas resolvió ordenar el cierre de los bares desde el mediodía luego de registrarse un aumento de casos.

Se trata de un golpe duro para la reactivación económica.

El temor de los consumidores aparece en las encuestas sobre confianza de las familias.

– Confianza reducida –

La confianza de los consumidores en Estados Unidos mejoró menos de lo previsto por los analistas en junio en un contexto de resurgimiento de la pandemia, según la estimación final de la Universidad de Michigan publicada este viernes.

El índice general se ubicó en 78,1 puntos frente a 72,3 puntos en mayo. Los analistas esperaban 78,8.

Esta mejora se produjo sobre todo en la primera mitad del mes antes de que resurgieran los contagios con más fuerza.

Los estadounidenses creen que el crecimiento futuro está “estrechamente” ligado a los progresos para contener el virus, destacó Richard Curtin, economista en jefe encargado de la encuesta de la Universidad de Michigan, en un comunicado.

Pero si bien “la reapertura rápida de la economía restableció empleos e ingresos, se produjo al precio probable de un ligero aumento de la propagación del virus”, resumió.

Curtin pidió al gobierno tomar medidas adicionales “para aliviar las dificultades financieras”.La encuesta mostró además una erosión de la confianza en las políticas económicas del gobierno, que cayó “a su nivel más bajo desde que (Donald) Trump entró en funciones” en enero de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *