Cumbre del G20 se celebra con choques

Los líderes mundiales que participan en la cumbre del Grupo de los 20 en Japón chocaban ayer por los valores que han servido como base a su cooperación durante décadas mientras enfrentan llamados para superar las amenazas al crecimiento económico.

“Una economía libre y abierta es la base para la paz y la prosperidad”, señaló el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ante sus homólogos en la apertura de la reunión de dos días, que se celebra entre fuertes tensiones por el comercio, la globalización y el colapso del acuerdo nuclear Irán.
Aunque grupos como el G20 se esfuerzan por alcanzar consenso en cuando a enfoques de políticas generales y cuestiones geopolíticas, entre sus líderes hay divisiones de todo tipo.

Desafiando los avisos de China para no abordar las recientes protestas en Hong Kong, Abe advirtió al presidente chino, Xi Jinping, sobre el historial de derechos humanos de Beijing. En reunión el jueves, Abe le dijo a Xi que es importante que “un Hong Kong libre y abierto prospere bajo la política ’un país, dos sistemas’”, dijeron funcionarios nipones, en referencia al acuerdo sobre la autonomía de la antigua colonia británica cuando quedó bajo control de China en 1997.

Según los funcionarios, Abe recordó a Xi la importancia de garantizar la libertad, los derechos humanos, el “estado de Derecho” y otros valores universales al plantear su preocupación sobre la polémica reforma legal que permitiría que algunos sospechosos fuesen extraditados desde Hong Kong para ser juzgados en la China continental.

El proyecto de ley, ahora archivado, provocó multitudinarias protestas callejeras. Xi no es el único líder que enfrentó las críticas de sus homólogos occidentales. El presidente del Consejo de la Unión Europea, Donald Tusk, criticó al presidente de Rusia, Vladimir Putin, por insinuar en entrevista que el liberalismo estaba “obsoleto” y en conflicto con la “abrumadora mayoría” en muchos países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.