Curas Argentina enfrentan juicio histórico por abusos

Ezequiel Villalonga mueve sus manos frenéticamente para expresar el poder que ha conquistado tras años de sufrimiento. Por fin los sacerdotes a los que él y otros sordos argentinos acusaron de abuso afrontarán desde hoy lunes un juicio histórico.

Villalonga, de 18 años, es uno de los cerca de 20 exalumnos del Instituto Antonio Próvolo para niños sordos y con problemas de audición de la localidad de Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, que fueron presuntamente víctimas de abusos entre 2004 y 2016, incluyendo violaciones.

Los supuestos abusadores de ese y otros antiguos estudiantes se sentarán en el banquillo para dar cuenta sobre un caso del cual el papa Francisco (de origen argentino) no ha hecho comentarios públicos.

Las denuncias salieron a la luz a fines de 2016 y generaron un escándalo mayúsculo que se intensificó luego de saberse que el italiano Nicola Corradi, uno de los curas acusados, ya había sido señalado por supuestos delitos similares en el Instituto Antonio Próvolo de Verona, Italia, y que el papa había sido notificado de que el religioso dirigía un centro similar en Argentina.

“Los del Próvolo de Mendoza dijimos `ya no más miedo´. Teníamos el poder”, dijo Villalonga a AP con ayuda de una intérprete al explicar cómo a partir de una primer “valiente” otros se animaron a contar los sufrimientos padecidos.

La AP no identifica por nombre a presuntas víctimas de estos delitos, a no ser que aquellas lo deseen.

Alejandro Gullé, jefe de los fiscales de Mendoza, apuntó a AP que este juicio es “inédito, uno de los más importantes en esta provincia y con una trascendencia que va más allá de lo nacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.