EE.UU. envía un buque-hospital a América latina en plena escalada de tensión con Venezuela

Durante cinco meses proporcionará asistencia médica a una docena de países, entre los que se encuentran Ecuador, Colombia, Costa Rica, República Dominicana o Panamá.

Un buque hospital de la armada de EE.UU. parte este viernes desde la base naval de Norfolk, en Virginia (EE.UU), hacia Latinoamérica. Durante cinco meses proporcionará asistencia médica a una docena de países de la región. Esta misión humanitaria llega en medio de dudas sobre una posible intervención militar de la potencia norteamericana en Venezuela.

El buque USNS Comfort del Comando Sur de la Marina estadounidense se desplaza así por séptima vez a la región desde el año 2007 y por segunda vez en los últimos seis meses. En esta ocasión tiene el objetivo de brindar asistencia médica a los socios de EE.UU. que, según el Ejército estadounidense, reciben el impacto de la crisis política y económica de Venezuela.

Durante estos cinco meses el Confort realizará paradas en doce países de la zona, como Ecuador, Colombia, Costa Rica, República Dominicana o Panamá. Está previsto que el personal médico militar trabaje con las diferentes agencias gubernamentales para dar esa asistencia.

Según el Comando Sur, el propósito de esta acción es aliviar la presión sobre los sistemas médicos de los países que albergan a venezolanos que han salido de su país. Aún así, uno de los comandantes de la misión ha informado de que también atenderán a personas de otras nacionalidades: «Realmente no nos importan de donde vienen, todos los sistemas médicos están saturados, vamos a ayudar a todos, es por eso que realmente no nos importa su procedencia», ha dicho.

Este despliegue es parte de la estrategia del Caribe 2020. La misión, que cuesta 34 millones de dólares, cuenta aproximadamente con 1.000 médicos, enfermeras y técnicos militares estadounidenses y de la nación asociada. Está previsto que la mayoría de los pacientes sean tratados en tierra, y algunos seleccionados serán intervenidos quirúrgicamente dentro del navío. Alguno de los servicios que prestarán serán: evaluación y tratamiento médico básico, medicina preventiva, exámenes y tratamiento dental y cirugía.

Este despliegue se realiza bajo un clima de enfrentamiento y tensión en el que se especula constantemente con una intervención militar estadounidense en Venezuela. Al respecto, el comandante ha dicho que «las políticas de EE.UU. hacia Venezuela están completamente separadas de esta misión humanitaria». 

Sin embargo, según un comunicado del propio Comando Sur, el despliegue es una respuesta a una crisis creada por el «régimen de Maduro». Además, este despliegue fue anunciado por primera vez por el vicepresidente de EE.UU. a la vez que levantaba las sanciones contra un militar que se alzó contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y que amenazaba con sancionar a los jueces del Tribunal Supremo del país suramericano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *