El apagón más largo de Venezuela en su historia

La mayor parte del territorio venezolano permanecía ayer, viernes, sin electricidad luego de 24 horas en el apagón más prolongado que haya sufrido el país sudamericano, sumido en una crisis económica y un tenso clima político.


El presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de las escuelas y dependencias del gobierno y pidió a los comerciantes que no abran para facilitar el trabajo de las cuadrillas que tratan de restaurar el servicio.
“Admiro al pueblo venezolano que resiste con gallardía este nuevo ataque de los enemigos de la patria”, dijo Maduro en un breve mensaje que difundió en su cuenta de Twitter en el que no ofreció mayores comentarios sobre el apagón y solo agradeció las labores que están realizando los trabajadores del sector para restablecer el servicio.


Durante un recorrido en un vehículo militar descubierto por el oeste de la ciudad, el ministro de Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, dijo, en un vídeo que se difundió en Twitter que en el país “está todo en calma” a pesar de la “agresión criminal” que se ha generado contra el servicio eléctrico.


Horas después, el ministro anunció en la televisión estatal que el sistema defensivo territorial recibió instrucciones para “patrullaje intenso” para asegurar el orden intenso en el país. En algunas zonas del este, oeste y centro de Caracas, que permanecían sin luz desde la tarde del jueves. El gobierno atribuyó el apagón a una “guerra eléctrica” dirigida por Estados Unidos. El ministro de Comunicaciones, Jorge Rodríguez, dijo que extremistas de derecha empeñados en provocar caos, que recibían órdenes del senador republicano Marco Rubio, habían “perpetrado un sabotaje criminal brutal contra nuestro sistema de generación”, aunque no presentó pruebas de ello.


Calles desoladas
Las calles de la capital venezolana permanecían el viernes casi desoladas con centenares de comercios cerrados y algunos vehículos y autobuses recorriendo las vías mientras decenas de personas caminaban por las calles. El metro de Caracas permaneció durante la jornada cerrado, lo que obligó a cientos de personas a lanzarse a las calles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *