Elon Musk describe año “difícil” en Tesla

Elon Musk ha descrito el 2018 como un año “difícil” de trabajo en Tesla, que ha afectado su vida personal y salud, pero prometió mantenerse como presidente y jefe ejecutivo de la compañía que fundó, en su primera entrevista desde que tuiteó sobre transformar la empresa en privada.

Después de más de una semana de intenso escrutinio, Musk dijo al NY Times que nadie había visto o revisado su tuit en el que dijo que había “asegurado el financiamiento” antes de colgarlo, agregando que no había recibido quejas de la directiva de Tesla.

“No recuerdo haber recibido comunicaciones de la directiva”, dijo. “Definitivamente no me llamó ningún director molesto”.

Un emotivo Musk lamentó que su agenda de 24/7 ha afectado su vida, describiendo semanas de 120 horas de trabajo, días dentro de la fábrica y menos contacto con sus hijos y amigos.

“Lo peor ya pasó desde el punto de vista de operaciones de Tesla”, dijo. “Pero desde el punto de vista de dolor personal, lo peor aun no ha llegado”.

Reconoció que la directiva había explorado la posibilidad de contratar personal para asumir algunas de sus responsabilidades, pero él fue firme en afirmar que mantendría el puesto.

“Si tienen a alguien que puede hacer un major trabajo, por favor déjenmelo saber. Pueden asumir el trabajo. ¿Hay alguien que puede hacer mejor trabajo? Pueden tomar las riendas ahora mismo”, dijo.

Musk también fustigó a los que están vendiendo a corto plazo. “No son estúpidos, pero no son muy inteligentes. Están bien, son listos”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *