Inmigrantes, entre ellos dominicanos, protestan en Chile en contra de políticas migratorias de Piñera

Cientos de inmigrantes protestaron este domingo en Santiago en rechazo a las políticas del gobierno de Chile, a las que acusan de obstaculizar la regularización de la ola de extranjeros que ha llegado al país en los últimos años.

Cerca de medio millar de manifestantes se concentraron en la Plaza de Armas, en pleno centro de Santiago, para reclamar contra las condiciones que deben enfrentar para regularizar su situación migratoria.

Luego marcharon pacíficamente con banderas de Venezuela, Cuba y República Dominicana, al igual que pancartas con leyendas como «Denunciamos políticas represivas y antimigrantes».

«Protestamos en contra de las formas en que se están implementando las políticas migratorias, en particular a lo que se refiere a la regularización que se está llevando a cabo en el país», dijo a la AFP el uruguayo Eduardo Cardoza, vocero del Movimiento Acción Migrante, uno de los grupos que convocó la manifestación.

La masiva llegada de inmigrantes a Chile, que hasta 2018 superó 1,2 millones de personas, llevó al gobierno de derecha de Sebastián Piñera a implementar un proceso de regularización.

Se estimaba que a ese proceso se debían inscribir unos 300.000 extranjeros, pero solo lo hicieron cerca de la mitad de esa cifra.

Los manifestantes atribuyen la poca participación a la falta de una divulgación masiva de información sobre el proceso, a que algunos de los documentos que se solicitan son prácticamente imposibles de obtener y que el sistema informático utilizado colapsó en reiteradas ocasiones.

Álvaro Bellolio, jefe del Departamento de Extranjería y Migración, confirmó que se extendió hasta el 22 de octubre el plazo para quienes aún esperan la visa que legalice su situación, pero aclaró que no habrán «más inscripciones» para acceder a la regularización.

«Se ha aplazado 90 días para todos quienes tienen la visa resuelta y no han ido a estampar (la visa) o no le ha llegado su certificado de antecedentes que no depende de ellos», explicó Bellolio.

Claudia Álvarez, colombiana, dijo a la AFP que el reclamo de los migrantes es por políticas «enfocadas en derechos humanos». «No somos animales, no estamos aquí para hacerle mal a nadie, vinimos al país a ser una fuerza laboral», dijo.

En los últimos años, el éxodo de los venezolanos que escapan de la crisis humanitaria que vive su país ha significado que cerca de 400.000 ciudadanos de ese país hayan llegado a Chile.

El gobierno chileno espera que otros 300.000 intenten arribar en 2020.Chile impuso en junio una nueva visa de turistas para el ingreso de venezolanos, replicando una medida aplicada por Perú, donde unos 800.000 venezolanos viven actualmente. Centenares de venezolanos acampan desde hace un par de semanas fuera del consulado de Chile en la ciudad peruana de Tacna, para obtener la visa y cruzar a territorio chileno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *