Juez declara enfermo mental a agresor Bolsonaro

El hombre acusado de apuñalar al presidente Jair Bolsonaro durante un acto de campaña el año pasado no debería ser castigado debido a que sufre una enfermedad mental, decretó ayer un juez brasileño.

Adelio Bispo de Oliveira fue acusado de apuñalar al candidato presidencial en septiembre pasado durante un mitin en Juiz de Fora, una ciudad ubicada a 186 kilómetros al norte de Río de Janeiro. El juez federal Bruno Savino decidió que Oliveira no puede ser encarcelado y decretó que se le confine en un centro de salud mental.

Bolsonaro, de 63 años, sufrió una hemorragia interna grave a causa del apuñalamiento en el abdomen y tuvo que utilizar una bolsa de colostomía durante varias semanas. Fue dado de alta del hospital una semana antes de la primera ronda de elecciones presidenciales del 7 octubre. Le cerraron la colostomía en enero, una vez asumió la presidencia de Brasil. Al momento del ataque, un simpatizante cargaba en hombros a Bolsonaro, quien realizaba ademanes victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *