Nuevo jefe del NYPD advierte que tendrá mano dura contra el crimen

Dice que no tolerará el irrespeto al uniforme de la entidad

El nuevo comisionado (jefe) del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), Dermot Shea, advirtió este lunes durante su discurso de juramentación que tendrá mano dura contra el crimen y no tolerará que se irrespete el uniforme de la institución ni la autoridad de sus subordinados.

Asimismo, señaló que no quiere ver más jóvenes muertos, arrestados o presos y que buscará el apoyo de amplios sectores de la sociedad como el clero, organizaciones comunitarias y los padres, para frenar la incesante ola de violencia que resurge en la ciudad de Nueva York.

Shea es el comisionado número 44 que jura a cargo de la Policía de Nueva York. Además, es uno de los jefes más jóvenes que ha tenido la fuerza policial más grande de Estados Unidos.

“No quiero ver a un niño más muerto, no quiero ver tener que dispararle a un joven más. No quiero ver un funeral por un hecho violento que se pudo haber evitado. No quiero ver a un niño más deambular por el camino de ser arrestado”, dijo Sea en la ceremonia celebrada en el cuartel general del NYPD, conocido en inglés como “One Police Plaza”.

Sustituye en el cargo al renunciante James O´Neill, quien se fue para aceptar un trabajo como jefe de seguridad de la corporación de tarjetas bancarias Visa, después de tres años dirigiendo con altas y bajas la Policía de la ciudad.

Shea prometió que próximamente dará a conocer con amplitud una nueva estrategia para la entidad que ahora preside, a fin de ayudar a la juventud a mantenerse fuera del crimen y la violencia.

De igual modo, señaló que, si se puede prevenir el crimen y vivir en Nueva York, al igual que evitar que la juventud vaya a para a la cárcel.

Expuso que la uniformada está en capacidad de adecuarse a los cambios necesarios que se avecinan y que serán implementados por él.

Asimismo, Shea agregó que, a partir de enero, cuando se ponga en vigencia la reciente reforma en el sistema judicial de Nueva York que elimina la fianza para delitos menores y otros graves, la institución se verá obligada a adaptase a tales cambios.

Shea también se comprometió a que los investigadores del NYPD tendrán que entregar todas las evidencias que soliciten los abogados defensores de los acusados, para garantizar mayor transparencia en los procesos.

El jefe de la Policía fue juramentado por el alcalde Bill de Blasio, quien elogió su carrera policial, catalogándolo como un líder innovador, con una mente extraordinaria y activa, que tiene una fe tan inherente en el NYPD, y que también tiene amor por la gente de la ciudad.

“No solo debemos llamar a nuestros colegas en la aplicación de la ley, sino también crear nuevos socios con los residentes, el clero, los grupos comunitarios y las entidades del sector privado”, concluyó Shea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *