Oficilistas y opositores miden fuerzas en calles de Bolivia

Opositores y seguidores del presidente Evo Morales medían fuerzas en las calles de La Paz, Bolivia, en multitudinarias manifestaciones. El lunes se cumplía la segunda semana de protestas en contra del mandatario, a quien la oposición acusa de haber ganado un cuarto mandato con fraude electoral.

Los opositores cerraron en esta ciudad con un mitin tras una jornada de paro en la capital política del país sudamericano. Morales concentró a sus bases en la vecina ciudad de El Alto, su bastión, para defender la votación del domingo 20 de octubre.

El país vive polarizado desde que el cómputo del Tribunal Supremo Electoral (TSE) atribuyera la ventaja en primera vuelta a Morales con 10.5 puntos porcentuales sobre el expresidente Carlos Mesa, en un recuento irregular de votos cuestionado por los observadores de la Organización de Estados Americanos y que la oposición tilda de fraudulento.

“Tienen que entender que Evo ha ganado en la primera vuelta”, dijo Morales tras las protestas que cuestionan los resultados de las elecciones ante decenas de seguidores que le dieron su respaldo.

El gobernante también expresó que el canciller, Diego Pary, le informó que su gobierno tiene el apoyo de 90 países de la comunidad internacional y que sus pares de México, Andrés Manuel López Obrador; de Venezuela, Nicolás Maduro, y Alberto Fernández, quien obtuvo la ventaja en los comicios presidenciales del domingo en Argentina, le llamaron para felicitarlo. “Estamos viendo, cómo el pueblo de América Latina se levanta para seguir con el desarrollo y su camino”, agregó.

Desde el fin de semana, en las noches se escuchan en La Paz cacerolazos desde las ventanas en protesta contra el gobernante, que lleva 14 años en el poder. El lunes la tensión se elevó en La Paz cuando unos 500 mineros partidarios del mandatario marcharon por el centro detonando pequeñas cargas de dinamita. En la ciudad oriental de Santa Cruz, bastión opositor, la policía reportó 14 detenidos y cinco heridos tras violentos enfrentamientos entre bandos contrarios. Un herido recibió un balazo, según medios radiales. La ciudad vive seis días de paro. También Cochabamba, en el centro, fue escenario de choque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *