Órgano electoral de Bolivia acepta auditoría de organismos internacionales tras victoria Evo Morales

El órgano electoral de Bolivia aceptó este viernes que se realice una auditoría para despejar las sospechas de fraude en las elecciones del pasado domingo, medida que fue solicitada tanto por la oposición del país como por organismos internacionales.

“Estamos abiertos a una auditoría”, afirmó la presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, en una esperada comparecencia ante los medios, en la que confirmó que el presidente Evo Morales ganó las elecciones en primera vuelta. Choque declaró que los miembros del tribunal electoral son conscientes de la “situación crítica” generada por las denuncias de fraude desde la oposición boliviana y las dudas sobre todo el proceso que llegan desde el exterior.

La presidenta del órgano electoral expresó la disposición a someterse a un recuento supervisado por organismos como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), que piden esa auditoría e instan a una segunda cita con las urnas para despejar estas dudas.

Las sospechas de fraude surgen especialmente por la forma en que se transmitieron unos resultados parciales entre el domingo y el lunes, que inicialmente auguraban una segunda vuelta entre el presidente Evo Morales y el opositor Carlos Mesa. La publicación de estos datos preliminares quedó paralizada el domingo y de repente el lunes se reanudó para dar el triunfo en primera ronda al presidente.

“Tenemos todos los medios probatorios”, concluyó el vocal, tras la primera comparecencia del tribunal desde que el pasado miércoles renunciara su vicepresidente, Antonio Costas, disconforme por cómo se comunicaron los resultados parciales.

El cómputo final da a Evo Morales, candidato a la reelección por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), el 47,08 por ciento de los votos frente al 36,51 del opositor Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana.

Esta diferencia del 10,57 por ciento le es suficiente al mandatario boliviano para ganar en primera vuelta, con tan solo un 0,57 de margen. La ley electoral exige el 50 por ciento de los votos más uno o el 40 con 10 puntos de ventaja sobre el segundo para vencer en primera vuelta, pero cuando no se logran estos porcentajes, se va a segunda ronda entre los dos más votados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *