Rusia y China arremeten contra EEUU en la ONU por su unilateralidad

Los ministros de Exteriores de Rusia y China arremetieron ayer en la Asamblea General de la ONU contra el Gobierno de Donald Trump por sus acciones políticas “unilaterales” y su “proteccionismo” en materia económica.

El titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, acusó a Washington y sus aliados de poner en riesgo todo el sistema internacional: “Un grupo reducido de Estados lleva a cabo acciones egoístas y la comunidad internacional paga un oneroso precio”.

Ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el responsable ruso de Exteriores acusó a esos países de tratar por todos los medios de “mantener el estatus de líderes mundiales” y de utilizar para ello el “chantaje político, la presión económica y la burda fuerza”.

Todo ello, insistió, está “devaluando el derecho internacional” y minando las decisiones de la ONU en favor de “enfoques unilaterales y codiciosos”.

Entre otras cosas, criticó la retirada de EEUU del pacto nuclear con Irán, del Acuerdo de París sobre el cambio climático, su ruptura del consenso sobre Oriente Medio o sus medidas comerciales.

En una conferencia de prensa posterior, Lavrov consideró que las relaciones entre Rusia y EEUU están probablemente en el punto más bajo de su historia.

Entre otras cosas, criticó con dureza la insistencia de Washington en frenar la influencia iraní en Oriente Medio, subrayando que es imposible pretender que un país como el persa no busque “influencia” más allá de sus fronteras, al igual que hacen otras potencias como Arabia Saudí.

Lavrov se refirió también a la situación en Siria, asegurando que Rusia ha ayudado a frenar el avance del terrorismo en el país y subrayando que hay progresos hacia una solución política a la guerra.

Sobre la situación en Idlib, el último bastión opositor, dejó claro que no debe permitirse que los terroristas del Frente al Nusra escapen de allí.

“Estos terroristas deben ser eliminados o deben ser investigados y procesados”, recalcó.

En su amplio ataque contra las potencias occidentales, Lavrov denunció además su “hipocresía” acusar “sin pruebas” a países como Rusia de interferir en sus procesos políticos mientras intentan abiertamente “derrocar Gobiernos” en otros lugares.

En este contexto, pidió a la ONU una convención contra el cibercrimen y normas para que los Estados tengan un comportamiento “responsable” en el ámbito de la información en internet.

“Durante los dos últimos años el debate sobre los abusos en el ciberespacio se ha exacerbado”, dijo Lavrov, quien ve necesario elaborar bajo los auspicios de la ONU un conjunto de “normas globales” para el “comportamiento responsable de los Estados en el espacio de la información”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *