Se está desarrollando un nuevo hueso por constante uso del celular

Científicos de la Universidad de Sunshine Coast Queensland en Australia revelaron en una investigación que la inclinación de la cabeza para ver las pantallas de los celulares está causando un crecimiento óseo en la parte final del cráneo y que los jóvenes son los principales perjudicados.

Es decir, la forma del uso de los móviles celulares y su frecuencia ha empezado a modificar el esqueleto y no solo ha alterado comportamientos sociales. El descubrimiento de la llamada “protuberancia occipital externa” ha comenzado a ser creciente desde el 2016 en radiografías a adolescentes, pero los rayos X han confirmado que esto también afecta a los adultos.

La investigación advirtió que, efectivamente, los más afectados son los jóvenes, quienes están desarrollando el “cuerno” en la parte baja del cráneo, efectivamente debido a la constante inclinación hacia adelante de la cabeza al tener que mirar «hacia abajo» la pantalla de los teléfonos.

Esta acción desplaza el peso de la columna vertebral a los músculos de la parte posterior de la cabeza, causando el crecimiento óseo en la conexión de tendones y ligamentos.

La cabeza humana pesa alrededor de seis o siete kilos en un adulto y la inclinación que se hace para ver las pantallas de los teléfonos móviles requiere un esfuerzo adicional. Es así como el cuerpo humano crea nuevos tejidos óseos con el fin de ayudar a sostener la cabeza.

El abultamiento en punta, llamado también «protuberancia occipital externa», se encuentra en la parte posterior del cráneo, justo arriba del cuello.

«He sido un médico clínico durante 20 años y solamente en la última década he visto cada vez más este crecimiento en el cráneo», dijo David Shahar, investigador de la Universidad Shunshine Coast y autor del estudio quen fue recientemente publicado en la revista científica Nature.

Este trabajo lleva el título traducido “La exostosis prominente que se proyecta desde la escama occipital es más importante y prevalente en adultos jóvenes que en los grupos de mayor edad”.

Este y otros investigadores aseguran que esta deformación podría causar fuertes dolores de cabeza crónicos y también en la parte superior de la espalda y el cuello.

“Nuestros últimos hallazgos proporcionan un enigma, ya que la frecuencia y la gravedad de las características esqueléticas degenerativas en los seres humanos se asocian típicamente con el envejecimiento. Nuestros hallazgos y la literatura proporcionan evidencia de que la carga mecánica desempeña un papel vital en el desarrollo y el mantenimiento de la entesis (inserción) y establece un vínculo directo entre la carga aberrante de la entesis y las patologías relacionadas. Nuestra hipótesis es que la EEOP puede estar vinculada a posturas aberrantes sostenidas asociadas con la aparición y el uso extensivo de tecnologías contemporáneas de mano, como teléfonos inteligentes y tabletas”, se lee en Nature.

En la publicación hay gráficas que comparan el impacto de esto en dos diferentes grupos, según la edad:

Otros estudios previos han revelado que esta forma del uso excesivo del celular está acarreando problemas a la vista o el aumento de tamaño en algunos dedos de la mano debido a la escritura a través de los móviles.

Para poder saber si las personas ya desarrollaron este nuevo hueso deben presionar con los dedos la parte de arriba del cuello, atrás del cráneo. Si sienten una protuberancia extraña es porque lo más probables es que haya desarrollado la espina, también llamada como “cuello de texto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.