Se torna más complejo intento de asesinato contra el Big Papi

  •  Suman nueve los apresados, entre ellos una mujer
  •  La audiencia de medida de coerción será a las 5:00 pm

El intento de asesinato del que fue víctima el expelotero de Grandes Ligas David Ortíz cada vez se torna más complejo. Ayer se dio a conocer que el número de apresados por el caso aumentó de seis a nueve personas, y entre los nuevos imputados figuran dos internos de la cárcel del 15 de Azua, a quienes se les atribuye la coordinación del atentado.

Los dos internos que supuestamente coordinaron el acto criminal fueron identificados por las autoridades como José Eduardo Ciprián Lebrón y Carlos Rafael Álvarez. Mientras que también se informó que fue apresada Lanny Estephanie Pérez Reyes, señalada como la dueña de uno de los carros en los que se desplazaron el día de los hechos.

Además de estos tres, hoy a las 5:00 de la tarde serán sometidos ante la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Este Ramón Martínez Pérez, a quien también conocen como Rolfi Ferreras Cruz. Este es la persona que supuestamente admitió que disparó al exbeisbolista.

Entre los sometidos además figuran Eddy Vladimir Féliz García (El Nata), Joel Rodríguez de la Cruz (Calamardo), Porfirio Ayendi Dechamps Vásquez (Nene), Reynaldo Rodríguez Valenzuela (El Chino) y Oliver Moisés Mirabal, quienes supuestamente se asociaron como parte de una estructura criminal para cometer un intento de asesinato contra el reconocido pelotero.

Las investigaciones continúan para dar con el autor intelectual, quien supuestamente había ofrecido RD$400,000 para la ejecución del crimen. Además está prófugo Luis Rivas Clase.

El Ministerio Público dijo que solicitará que el caso sea declarado complejo, y por consiguiente que a cada uno de los sometidos se le imponga un año de prisión preventiva.

Traslado accidentado

El traslado del grupo se produjo bajo estrictas medidas de seguridad y presenciado por decenas de curiosos que se fueron apostando en el destacamento policial de Los Minas, comúnmente conocido como “El Felicidad”.

A la salida de los imputados del recinto policial, personas que estaban en la parte frontal vociferaban consignas en contra de los acusados como “abusadores, deberían matarlos”, “asesinos, queremos que se haga justicia” y “suéltennoslos a nosotros”, entre otras frases impublicables.

María Castillo, tía de Reynaldo Rodríguez, dijo que con lo único que puede relacionar a su sobrino es que conoce a los demás implicados porque son todos de Santo Domingo Oeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *