Torres obtiene ventaja sobre Giammattei; Guatemala va a segunda vuelta en agosto

La socialdemócrata y exprimera dama Sandra Torres ha consolidado la ventaja sobre Alejandro Giammattei, de centroderecha, en la pelea por las elecciones presidenciales de ayer domingo en Guatemala con el 20 por ciento de las mesas escrutadas.

Con 4.233 mesas escrutadas de 21,099 (el 20 por ciento), Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), obtiene el 23.33 por ciento de los votos (205,190), frente al 15.7 por ciento del exdirector del Sistema Penitenciario (138,135 sufragios).

Ambos candidatos se perfilan como ganadores en estos comicios generales, a los que se han presentado casi una veintena de candidatos y en los que se necesitan la mitad más uno de los votos para evitar una segunda vuelta entre el primero y el segundo, que está prevista para 11 de agosto.

En tercer lugar está el exjefe de Gabinete de la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y aspirante por el partido de centro Humanista, Edmond Mulet, quien lleva el 13.07 por ciento de los sufragios (84.701 votos).

A continuación se sitúa la líder indígena mama Thelma Cabrera, del Movimiento por la Liberación de los Pueblos (MLP, izquierda), con un 9.27 por ciento de los votos (60.041) y en quinto lugar el hijo del expresidente Álvaro Arzú, Roberto Arzú, quien con la coalición ultraconservadora PAN-Podemos alcanza el 6.63 por ciento (42.994 votos).

Más de 8 millones de personas estaban llamadas ayer a las urnas para elegir a sus futuras autoridades para el período 2020-2024, presidente y vicepresidente, 160 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 340 corporaciones municipales.

Casi una veintena de binomios Presidenciales se presentaron a estos comicios, los novenos de la era democrática y en los que las autoridades electorales esperan una baja participación.

Pobreza y corrupción

El próximo presidente, que asumirá en enero de 2020 por un periodo de cuatro años, recibirá un país con una creciente migración por la pobreza y la violencia y la inconformidad de varios sectores ante problemas de corrupción no resueltos.

“Llamo a la paz y a la armonía”, dijo después de votar el presidente saliente Jimmy Morales, quien antes se desempeñaba como cómico y era neófito de la política. Al ser cuestionado sobre su salida del gobierno, los niveles de corrupción en su administración y su decisión de no renovar el mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, explicó: “Puedo ver a los ojos a los guatemaltecos y decirles que sigo siendo el hombre trabajador y honrado que conocieron”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *