El Tribunal Electoral lucha por recobrar facultades

  • Su presidente espera el Constitucional revise precedentes

Los precedentes constitucionales que otorgan facultades al Tribunal Superior Administrativo (TSA) de conocer asuntos electorales se han convertido en un componente de preocupación para el presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Román Jáquez Liranzo, quien pide sean definidas las atribuciones de ese organismo.

El juez considera que todo lo contencioso electoral es competencia del TSE, pero que por varias sentencias del Tribunal Constitucional (TC) ahora interviene en el proceso el TSA.

Una de esas decisiones provienen de la impugnación al acta de la Junta Central Electoral (JCE), número 12-2018, del 20 de junio pasado, que conmina a los aspirantes a cargos electivos a suspender todas las actividades proselitistas, cuyo expediente el TSE debió declinar al Tribunal Administrativo. Se hizo en cumplimiento al artículo 75 (sobre el amparo contra actos y omisiones administrativas que dice serán de la competencia de la jurisdicción contencioso administrativa), de la Ley 137-11, Orgánica del Tribunal Constitucional.

El magistrado Jáquez Liranzo mantiene el criterio que el TSE es competente para conocer y decidir casos como ese, por considerar que su naturaleza es esencialmente contenciosa electoral.

Reconoció que solo con una variación del criterio del Tribunal Constitucional se podría tener ganancia de causa. El Electoral no tiene mecanismos para lograr una variación.

“El Constitucional deberá valorar el criterio del modelo latinoamericano que plantea que los actos en ocasión del proceso electoral, antes, durante y después de un proceso eleccionario del órgano administrativo, son actos electorales y como tales deben ir al órgano contencioso especializado que en este caso es el Electoral y no a un tribunal ordinario no especializado como el Administrativo”, enfatizó Jacques.

El presidente del TSE dijo que bajo ninguna circunstancia su planteamiento busca ejercer presión, sino que se trata de un llamado de atención.

“Los precedentes no son eternos, pueden variar, así como varía la sociedad, el derecho debe ajustarse a la sociedad, los precedentes en un momento determinado marcan la normativa a seguir”, manifestó Jáquez Liranzo.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *