Ministerio Público inicia presentación de acusación formal contra los seis implicados en caso Odebrecht

Los fiscales de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), iniciaron la lectura de la acusación formal en contra de los seis  implicados en el caso de los US$92 millones que la empresa Odebrecht pagó en sobornos en el país.

Los fiscales Mirna Ortiz, Milcíades Guzmán, Isis de la Cruz, Joel López, Wagner Cubilete y José Miguel Marmolejos Vallejo, así como los fiscalizadores Elizabeth Paredes Ramírez y Ernesto Guzmán Alberto y el titular del Pepca, Wilson Camacho dan lectura a la acusación formal.

El grupo de fiscales que lleva a cabo la investigación comenzó a detallar los cargos que se le imputan al empresario Ángel Rondón, al expresidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Andrés Bautista; al exsenador Tommy Galán; al abogado Conrado Pittaluga, al exministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Víctor Díaz Rúa; y a Roberto Rodríguez, exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa).

El órgano acusador indicó que las pruebas aportadas por la empresa brasileña Odebrecht constituyen una pieza importante en la acusación, con la cual se busca que todos los imputados sean condenados  en el juicio de fondo por supuestamente haber recibido sobornos de US$92 millones.

En la audiencia, los fiscales detallan los delitos cometidos presuntamente por los imputados de sobornos, prevaricación, enriquecimiento ilícito, falsedad en escritura y lavado de activos.

La presentación del expediente fue varias veces objetada por los abogados de la barra de la defensa,  sin embargo, la presidenta del tribunal las rechazó todas, disponiendo la continuación de la lectura de la acusación.

La primera objeción de la lectura fue presentada por el abogado Miguel Valerio, quien forma parte de la defensa del imputado Díaz Rúa, en cuanto a la calificación  jurídica que dio el Ministerio Público a la acusación en contra de los encartados.

Ante ese pedimento, el titular del Pepca, Wilson Camacho había pedido al tribunal rechazar dicha objeción, por considerar que esas son las calificaciones jurídicas que se corresponden con los hechos que se le imputan a los acusados.

Acusación

En cuanto a Rondón, los fiscales detallaron que se confirmó la existencia de un complejo entramado corporativo a través del cual movilizaba, ocultaba e integraba sus fondos de origen ilícito en el sistema nacional y que encontraron cheques que demuestran el pago de valores entre este imputado y otros encartados en la acusación.

Sobre Díaz Rúa, explicaron que la investigación financiera arrojó fuertes evidencias de que recibió sobornos de Odebrecht, presentando un patrimonio de proporciones exorbitantes, imposible de justificar con los salarios que devengó como director de INAPA y ministro de Obras Públicas.

Mientras que en cuanto a Pittaluga se precisó que se pudo comprobar durante la pesquisa, que sirvió de testaferro y cómplice de Díaz Rúa, recibiendo sobornos millonarios para la adjudicación a Odebrecht de la autopista del Coral, contando el expediente con la transferencia de más de US$6 millones que fueron colocados en una cuenta bancaria en Antiguas y Barbudas y desde la cual posteriormente se transfirieron fondos a una sociedad propiedad de familiares de Díaz Rúa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *