Gratitud eterna del PLD para Joaquín Balaguer y José Frank

Durante toda la historia de la administración pública de nuestra nación, nunca antes la palabra ingratitud había  encontrado niveles tan elevados en la conciencia nacional, como en la presente gestión gubernativa, que preside el licenciado Danilo Medina Sánchez.

Después  del regalo patriótico e incondicional que le hiciera  Joaquín Balaguer, al Partido de la Liberación Dominicana, el año 1996 en el Centro Olímpico, para su llegada al poder por vez primera, fue a José Francisco Peña Guaba, que le correspondió en el 1999, hacerle el segundo regalo al PLD, para los sucesivos triunfos electorales de esa organización política. El significado de esas manifestaciones de solidaridad política, es fiel reflejo de la altísima calidad de vida que exhiben hoy los dirigentes de PLD, a todos los niveles, y de sus amigos de la construcción, la industria y el comercio.  

En la primera e histórica ocasión, Joaquín  Balaguer, el  gobernante  más noble y más laborioso que ha tenido nuestra nación, desde el licenciado Thomas Bobadilla y Briones, hasta la fecha, ningún funcionario del gobierno de aquel momento, ni a ningún dirigente  del Partido Reformista Social Cristiano, se le ocurrió  cuestionar la decisión tomada por su Presidente y líder.

A Peña Guaba, sin embargo, algunos dirigentes del BIS, la totalidad de la militancia y dirigencia del PRD, y una buena parte de la sociedad dominicana, lo criticaron acremente por apoyar el regreso al poder del  hombre que unos años antes, había derrotado a su padre, el doctor José Francisco Peña Gómez.

 Mientras al líder del PRSC, todo le resultó apacible, repleto  de  elogios y genuflexiones, para el principal dirigente del Bloque Institucional, sin embargo, fue todo un pandemonio. “Traidor a la memoria de su Padre”. “Sin Vergüenza”. “Le dieron una millonada”. “No es posible, no lo puedo creer”. “Que José Frank apoyó la vuelta al poder del enemigo de Peña, de  Leonel Fernández, es increíble”.    Esas y otras expresiones descompuestas y epítetos impublicables, llovieron contra Peña Guaba, cuando valiente y determinantemente anunció el apoyo  de él, del BIS,  de su madre y varios hermanos.

Esa decisión fue una sorpresa del tamaño de la Republica.  Fue una verdadera revolución, una especie de asalto  al pensamiento de la clase política dominicana, y a la consciencia pública, de entonces.

Muerto Joaquín Balaguer

En días recientes  nos encontramos con el dilecto amigo Alexis Joaquín Castillo, ocasión que aprovechamos para informarle  de los  esfuerzos que estábamos realizando,  para  poner en circulación  la tercera edición de El Ideario de Joaquín Balaguer, su padre, libro de nuestra autoría. Aunque en principio mostró solidaridad para con nuestros propósitos, después no ha respondido a nuestras insistentes llamadas  telefónicas.

Haber visitado a Rafael Bello Andino, con esos propósitos  resultó decepcionante. Este señor no tiene ningún valor. Los más de  10 millones de pesos que recibe  la Fundación Joaquín Balaguer, anualmente, nadie conoce su destino.  Ni siente el prócer del siglo  XX, ni se preocupan los suyos, ni los funcionario de ayer,  y  mucho menos los que han hecho fortuna con su apoyo, hoy.  Oh Joaquín Balaguer.    

 José Frank Vive

Contrario al he presidente, ido a destiempo, José Francisco Peña Guaba, aún vive. Siente, padece y tiene dolientes. Como presidente de una organización política con presencia nacional, debe y tiene que responder a   necesidades sentidas de muchos de sus miembros, e incluso a  promesas de campañas.

No es lo mismo Joaquín Balaguer, desaparecido y sin nadie que reclame respeto y gratitud para él. En soledad total en el Cristo Redentor ) El cielo no existe=……… José Frank, está presente y a casa llena siempre. Con decenas de dirigentes del Bloque Institucional, sin empleos y sin comida. Gentes que trabajaron incansablemente a favor de la elección y reelección del Presidente Danilo Medina.

Aunque hace mucho tiempo que no vemos a José Francisco Peña Guaba; que no disfrutamos de sus grandes conocimientos y conceptualizaciones sobre el acontecer político nacional, suponemos que está muy decepcionado con su otrora amigo, el Presidente de la Republica.

Qué pena que uno de los pocos dirigentes políticos que tiene la nación dominicana,  que siente y se preocupa por los problemas y necesidades de sus compatriotas, esté imposibilitado de hacer lo que más le gusta, émulo  de José Francisco Peña Gómez, servir a la gente, a los menesterosos.  

Qué lamentable es ver una gestión gubernativa sin rostro humano, en la que solo la mano amiga de Danilo Medina se hace sentir. De sorpresa sí, para que los otrora seguidores suyos no lo molesten, pero con acciones solidarias y dignas de elogios.

En este gobierno, contrario a la generalidad de las administraciones anteriores,  no se conoce un solo funcionario con disposición a servir ni los militantes y dirigentes medios  del PLD, =danilista o no) pkpkpjpjp pkjpjpjpjp,  n a ningún otro sector del resto de la sociedad  dominicana. Que levanten las manos aquellos funcionarios de este gobierno, que puedan exhibir acciones de solidaridad humana.

Palabras finales

Qué pena que el Presidente de la Republica, otrora amigo de José Frank, prescinda de los servicios de un dominicano digno,  que disfruta servir a sus semejantes, como muy pocos dirigentes de esta fauna política. 

Señores del Partido de la Liberación Dominicana, al margen de inconsecuentes e ingratitudes, han obrado muy bien al no pensar jamás  en Joaquín Balaguer, mas no se olviden de José Frank. El uno inerte y olvidado. El otro en movimiento y con dolientes diseminados en toda la nación.   No es lo mismo ni es igual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *