Haitianos desarman soldado y matan niño en Vallejuelo, San Juan

Los haitianos implicados en la muerte de un me­nor ayer en el municipio Vallejuelo, de San Juan de la Maguana, han sido capturados y ahora, tras momentos de mucha in­certidumbre en la zona, se ha conocido que estos individuos habían despo­jado minutos antes a un soldado de su fusil de re­glamento.

Según informes ob­tenidos de buena fuen­te, cuando se produjo el ataque al militar, los hai­tianos escaparon apre­suradamente en una mo­tocicleta, y justo en su arranque para abando­nar el área atropellaron al menor, causándole la muerte.

Enterada del hecho, la policía destacada en la zona desplegó de in­mediato un operativo de búsqueda y captura de los perpetradores haitia­nos de esta acción.

 Tras su labor de rastreo de estos individuos, las au­toridades lograron locali­zar a los agresores y termi­nó arrestándolos. El ente policial recuperó el fusil de servicio del militar, y se incautó de un revólver que portaban los inmigrantes del país vecino, de cuyo número de participantes en el hecho se desconoce, por el momento.

Con estos nuevos datos revelados sobre el caso, que ha desatado indigna­ción en Vallejuelo y loca­lidades aledañas, queda descartada una versión primaria que hablaba de la muerte a tiros del me­nor por parte de haitianos.

El pequeño fue identifi­cado por las autoridades como José David Montero Mora, hijo del ciudadano Julito Montero, residen­tes en el distrito municipal Jorgillo.

El cuerpo del menor es­taba depositado en la mor­gue del hospital de Valle­juelo.

Este caso de típica de­lincuencia haitiana en Vallejuelo constituye un elemento más de su pro­pagación a todo lo largo y ancho del territorio do­minicano, temiéndose un mayor incremento en me­dio del flujo descontrola­do a través de una fronte­ra abierta, y que a pesar de los esfuerzos dominicanos por establecer controles de la migración ilegal, la población haitiana es ca­da día más patente en las calles y en la ocupación y levantamiento de hogares en diferentes espacios.

Estadísticas oficiales pre­sentan una presencia de cuando menos 751.080 re­sidentes haitianos, aunque independientemente se cree que, si se incluye a los indocumentados, la cifra ya supera el millón de habi­tantes del país vecino.

Los crímenes y delitos cometidos por haitianos ile­gales han crecido de mane­ra alarmante, como lo de­muestra el alto número de presos indocumentados en las cárceles del país.Más en Inicio

Esto aparte de los cientos de casos de infracciones a la ley y de los que se fugan y retornan a sus país, y pa­ra caso más grave retornan aquí, haciendo difícil su lo­calización y llevarlos ante la justicia.

Actualmente hay aquí más de 2,000 haitianos en los recintos carcelarios, la mayoría en la Penitencia­ria de La Victoria, impu­tados de multiplicidad de violaciones a leyes, prin­cipalmente homicidios y asaltos con armas de fuego.

HAITIANOS

Ilegales y delitos  Insistencia de Listín.

Listín Diario ha comen­tado a través de edito­riales sobre el incesante flujo de migrantes hai­tianos sin documentos, indicando que esto “po­dría poner en entredicho cualquier intento por es­tablecer la cifra ya establecida en espacios rurales y las grandes ciu­dades”. Sostiene que fuera de los puestos mi­litares o de Migración, el trasiego mayor de in­documentados y contra­bandos se produce a lo largo de una franja evidentemente no contro­lada ni sellada del todo por la autoridad domi­nicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *