¿Porqué los sicarios atentaron contra David Ortiz no le tendrían temor a la justica?

La mayoría de los involucrados en el atentado contra el ex pelotero de Grandes Ligas David Ortiz, estarían mirando el proceso judicial en su contra de una manera diferente al común de la gente, si se juzga a partir de la experiencia que han pasado tanto en el mundo delictivo, como en cárceles y persecución por delitos.

En una selección rápida, tomando en cuenta las informaciones que han salido a la luz pública de su perfil, Rolfi Ferreira Cruz, quien habría admitido que realizó el disparo al astro del béisbol, tiene en su impronta una experiencia delictiva puesta en marcha incluso en los Estados Unidos.

Sobre este joven, de unos 25 años de edad, pesan acusaciones que se trasladan directamente a Paterson, Nueva Jersey, donde según versiones de residentes, éste aterrorizaba junto a su compañero Alfredo Rivas Clase (alias El Cirujano) a todo el vecindario, reclinando disparo al aire con pistolas al aire, rompiendo paredes y vidrieras de negocios, carros y objetos.

Tanto Ferreira Cruz como “El Cirujano” eran buscando también por robo a mano armada, lo que da una muestra de su experiencia en el mundo delictivo, y la visión que tendría en estos momentos del proceso que se le lleva en el país por el caso de David Ortiz, pese a su trascendencia.

Mientras que otro de los imputados es Oliver Moisés Mirabal Acosta, a quien en el bajo mundo lo conocen como El Papi y/o El Niño. El joven fue definido por su propio padre como rebelde a los preceptos familiares y ligados a una banda de narcotraficante que operaba en el sector de Herrera.

Mirabal Acosta, según versiones de su padre, cumplió cinco años de prisión por sus vínculos con la banda que lideraba Junior Minaya Javier (Gilbert) en Herrera, quien fue ultimado por la Policía Nacional en el año 2013.

Otro que también tendría en sus archivos un collar de delitos y experiencia sobrada en el área delincuencial es Gabriel Alexander Pérez Vizcaíno (Hueso), el hombre aquien sirvió de enlace entre el prófugo Miguel Rodríguez Mora, acusado de pagar por el atentado, y el grupo de sicarios que ejecutó la acción contra Ortiz, según reseña el expediente de medida de coerción.

“Hueso”, visiblemente pasivo y con rostro sereno, ya se había involucrado en asaltos, hechos por los cuales fue enviado a la cárcel de La Victoria, una de las más peligrosas del país. Según informes, de este recinto carcelario, en el cual también tendría un hermano, éste había salido hace unos tres años.

Conforme a lo expresado en el expediente que lo involucra en el caso del ex pelotero, y por el cual se envió a prisión por un año como medida de coerción, “Hueso” fue contactado por su socio de la cárcel del 15 de Azua y se habría reunido con los sicarios previo al atentado, en una estación de gasolina.

Los demás. En el caso de Eddy Vladimir Féliz García (alias El Nata), a quien personas del lugar aplicaron su justicia al capturarlo cuando trató de escapar en su motocicleta con el pistolero Rolfi, tenía antecedentes por droga, según la Policía Nacional.

Féliz García, quien es visto en las diferentes imágenes y videos con heridas en el rostro y la cabeza, habría sido la punta que señaló cómo habría sido el caso y parte de los implicados. Originalmente, se creía que había sido la persona que disparó a Ortiz.

Su captura por los propios visitantes de la zona que se mantenía en el lugar, abrió las puertas a que el caso no sea considerado como un asalto, y definiera el entramado en el que todavía se desconoce quién fue el autor intelectual, así como el paradero de varias personas vinculadas.

Los demás implicados por las autoridades, por sus características, se deduce la experiencia que podrían tener en el mundo delictivo. Son los casos de José Eduardo Ciprian, alias Chuky, y Carlos Rafael Álvarez (alias Carlos Nike), quienes cumplen condena en la cárcel del 15 de Azua. Ambos son acusados por las autoridades de planificar el hecho.

Otro que no debe faltar es Luis Alfredo Rivas Clase (alias El Cirujano), señalado como compañero de fechoría de el presunto sicario Rolfi Ferreira tanto en el país, en el caso de Ortiz, como en los Estados Unidos.

En Pensilvania, el Cirujano está acusado de intentar asesinar a tiros a un hombre en la ciudad de Reading.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *