Se movilizan en el país y piden acciones contra la violencia hacia la mujer

Marchan en el DN, Villa Mella y hacen acto en Salcedo; ley empodera instancias

Miles de personas marcharon ayer 25 de noviembre en diferentes partes del país para reclamar al Congreso una ley integral para frenar la violencia contra las mujeres y una estrategia para la erradicación del matrimonio infantil en todos los casos.

En la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el colectivo llamó al Estado y a toda la sociedad a tomar acción para poner fin a todas las formas de violencia contra las niñas y mujeres, garantizando el respeto pleno de sus derechos.

“La ciudadanía tiene los ojos puestos sobre nuestras diputadas y diputados quienes tienen el deber de legislar para evitar más muertes y agresiones a las mujeres en República Dominicana. La falta de acción es también complicidad” advirtió la Coalición por la Vida y los Derechos de las Mujeres en un comunicado.

La marcha partió desde la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) hasta llegar al frente del Congreso Nacional donde se concentraron y entregaron un documento a varios legisladores que prestaron su apoyo, entre ellos el senador por la provincia de Samaná, Prim Pujals.

Durante todo el trayecto los caminantes, en su mayoría mujeres mostraban cartelones y lanzaban consignas alusivas a la eliminación de todo tipo de violencia hacia la mujer.

“Nos levantamos contra el acoso callejero, la violencia familiar, la violencia sexual, el hostigamiento y el acoso sexual laboral; y exigimos políticas preventivas para detener la violencia, al igual que recursos suficientes del Presupuesto Nacional para la debida atención a las víctimas y a sus hijos e hijas” dice el comunicado emitido por las organizaciones.

También en Villa Mella las mujeres marcharon por el cese de la violencia contra y demandando más igualdad.

En tanto que otro grupo de mujeres se presentó con pancartas en manos en la avenida Abraham Lincoln mostrando mensajes alusivos a la violencia.

En Salcedo

Con diversos actos recordaron en este municipio a las hermanas Mirabal y a Rufino de la Cruz, asesinados el 25 de noviembre del 1960, por órdenes del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina.

Las actividades iniciaron con una misa en la parroquia San Juan Bautista, de Salcedo, oficiada por monseñor Jesús María de Jesús Moya, obispo emérito de la Diócesis de la provincia Duarte.

El prelado católico resaltó el legado dejado por las hermanas Mirabal a favor de la libertad. Dijo que ese crimen unificó la sociedad dominicana para derrocar la tiranía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *