10 CLAVES PARA SUBIR LA AUTOESTIMA EN ADOLESCENTES

Si decimos que la adolescencia es una de las edades más difíciles no estamos revelando nada nuevo. Es el momento clave para pasar de niños a adultos, para alcanzar la madurez como personas y, por tanto, es determinante tener una buena autoestima.

La autoestima baja es un problema habitual en la adolescencia; en tal sentido, un equipo de docentes de la Universidad de la Rioja, España, publicó el estudio “Autoestima en la adolescencia; análisis y estrategias de intervención”, cuyo contenido ofrece una serie de consejos para que los adolescentes superen la autoestima baja, de los cuales hemos extraído 10.

1. Desarrollar la individualidad. La adolescencia es el periodo en el que el niño dejará de serlo, y desarrollará sus preferencias por todo tipo de cosas. Por eso para potenciar la autoestima alta en una etapa como esta es importante dejarle que desarrolle sus aficiones, sus pasiones, su estilo al vestir, etc. Cada ser poco a poco irá descubriendo sus emociones y forjando su actitud.

2. Las amistades. Probablemente cambien algunas amistades. En el colegio hará nuevos amigos, y quizá cambie la relación con los amigos. Muchas veces compartirán esos gustos que mencionábamos en el punto anterior, pero también es cierto que en esta edad es más fácil acercarse a personas nocivas que acabarán disminuyendo la autoestima del adolescente. En ese caso hay que apoyarlo para que busque nuevas amistades y sepa distinguir cuándo se encuentra ante un amigo fiel y verdadero y cuándo no, para que siempre se relacione con las amistades con las que se sienta más libre, sin depender de nadie.

3. El autorrespeto. Una de las claves para luchar contra la autoestima baja es el respeto por uno mismo, que se puede manifestar de diferentes maneras. Por ejemplo, evitar que otros te impongan sus deseos. Una cosa es querer ayudar a los demás y otra ceder siempre. El “no” está socialmente estigmatizado pero muchas veces es la mejor respuesta. Ese autorrespeto también pasa por cuidar el aspecto, hay que intentar ir siempre limpio y arreglado para generar una buena imagen.

4. Los beneficios del deporte. También podemos relacionarlo con la buena imagen y el cuidado físico, pero vamos a fijarnos en la perspectiva mental del deporte. Hacer ejercicio regularmente ayuda a sentirse más energizado y saludable, pero además los deportes de grupo (baloncesto, balonmano, baile, voleibol) mejoran la autoestima y les permiten rodearse de estímulos positivos en forma de compañeros.

5. Retos estimulantes. Una de las mejores maneras de acabar con la autoestima baja en los adolescentes es ir marcándonos pequeñas metas; a medida que las alcancen esta irá mejorando. Pero deben ser retos estimulantes, que se trabajen desde niños para conseguir adultos fuertes y ante todo, retos que despierten en el adolescente el interés y las ganas por afrontarlos.

6. Eliminar la negatividad. Otro consejo que te sonará para hacer frente a la autoestima baja en la adolescencia es el de eliminar la negatividad, que se puede manifestar en muchas formas. Una de las más frecuentes son las compañías nocivas, pero también es importante combatir la idea de perfección. La perfección es algo utópico, imposible de alcanzar. Sin embargo, puede servir de motor para que muchos logren las metas que deseen alcanzar. La clave está en mejorar poco a poco, y así el rastro de negatividad irá desapareciendo a medida que suba la autoestima.

7. La casa, un entorno seguro (no aislado). Cualquier adolescente debe saber que en casa tiene a alguien que le apoya y le protege, alguien que siempre estará a su lado para cuidarlo cuando lo necesite. Pero también hay que tener cuidado con el aislamiento, muchas veces generado por los propios padres. En casa hay que compartir triunfos y fracasos, alegrías y penas o decepciones, siempre de forma sincera, tranquila y amable.

8. Comunicación. A través de la comunicación con nuestros hijos es como les vamos a ofrecer nuestro apoyo. Aprende a escuchar, a ser paciente y a saber dar los consejos que tus hijos necesitan escuchar.

9. Nuevos límites. Un adolescente sin límites, sin reglas ni normas que cumplir es un adolescente que está perdido y que acabará en problemas… y sus padres también.

10. Pero ojo… Los padres tienden a apretar las tuercas ante los cambios tan bruscos que se producen en esta etapa. Esto también puede ser contraproducente y tener repercusiones en la autoestima del adolescente. Hemos dicho que hay que poner límites, pero no axfisiar. El punto medio de las cosas es el adecuado.

Adolescencia y autoestima, en cifras

Preocupante

Según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo una de cada cuatro personas entre 7 y 17 años tiene baja autoestima y reconoce sufrir síntomas de estrés, ansiedad y depresión, según una encuesta realizada a 25 000 estudiantes. Más de la mitad de ellos (51 %) dice tener muy pocas personas de confianza. El 32 % afirma que a veces piensa que “soy malo o que no tengo remedio”. Un 28 % dice “no me gusta como soy”. Un 23 % asegura que “si volviera a nacer, me gustaría ser diferente de como soy”. Un 20 % considera “soy más débil que los otros”. Pero eso no es todo. Según dicho estudio, el 28 % de los adolescentes está intranquilo, con miedos e hipersudoración de las palmas de las manos, de los cuales un 29 % asegura mostrar inseguridad y un 25 % nerviosismo e incluso, crisis de ansiedad. Cuando son preguntados acerca de cómo creen que está su autoestima, el 38 % asegura “no tener nada de qué presumir”. Para redondear estas tristes cifras, un 27 % de los participantes en el estudio dice hallarse con miedo al futuro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *