Pacientes de cáncer afrontan reto de lidiar con la sociedad

Cuando a una mujer le dan un diagnóstico de cáncer de mama en etapa 1, nadie le dice que una de las cosas más importantes que tendrá que adquirir será una alta fortaleza emocional que le ayude a sostener a familiares y amigos. “Lidiar socialmente con el cáncer, desde el diagnóstico, durante y después de la enfermedad es muy agotador y nadie te enseña cómo afrontarlo”, dice a Efe en entrevista la comunicóloga Yunuen Mellado.


En el marco del Día Mundial del Cáncer, que se celebra hoy, 4 de febrero, Mellado, diagnosticada a los 37 años con este mal cuenta que las personas que viven con esta enfermedad generalmente no están preparadas para dar esta noticia a sus familiares, amigos o a sus empleadores. “Todos te dicen que no te va a pasar nada, sus palabras dicen eso, pero en sus caras no se ve en realidad esa seguridad y entonces tienes que empezar a consolarlos”, admite.

Mellado asegura que eso es “agotador” y “doloroso”, sobre todo porque existen pacientes que suelen victimizarse “pero lo importante es buscar ayuda profesional para enfrentarte a todo ello”. La mujer admite que el cáncer también la llevó a vivir cierta discriminación a nivel laboral.
Explica que tras el diagnóstico sus jefes y compañeros le dieron todo el apoyo, sin embargo, al necesitar únicamente una doble mastectomía y no quimio ni radioterapias, no cumplía con el estereotipo que se tiene de los pacientes con esta enfermedad. “No regresé calva ni flaca, ni demacrada. Era yo otra vez, solo que sin mamas, pero al verme así no creían que había pasado por esta enfermedad”, admite.


Asegura que luego de tener 15 años en una empresa como ejecutiva la fueron relegando de las reuniones importantes y comenzó a sentir que ya no era tomada en cuenta para decisiones y el trato era muy distinto. “Ahí fue cuando decidí dejar la empresa y dedicarme a mí y a vivir”, explica. Dice, que si bien el proceso de la doble mastectomía fue doloroso, la clave para que el cáncer no tuviera más estragos en ella fue, sin duda, el diagnóstico oportuno.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *