EE.UU. presiona a la UE para que desconfíe de Huawei: “Muchas pruebas, en su mayoría clasificadas”

El paso es uno más en la cruzada de Washington contra el gigante de telecomunicaciones chino.

EE.UU. quiere alejar a los consumidores de los productos de la compañía de telecomunicaciones china Huawei en favor de los de producción occidental por razones de seguridad, según afirmó este jueves Gordon Sondland, embajador estadounidense en la Unión Europea.

El enviado aseguró que existen “muchas pruebas, en su mayoría clasificadas”, sobre presuntas brechas en la seguridad permitidas por la empresa china, de lo que el embajador dijo haber avisado a representantes de la UE.

“EE.UU. aboga por desaconsejar la compra de cualquier producto digital chino que involucre implicaciones potenciales a la seguridad nacional, y guiar a la gente fuera de Huawei y hacia los productos de Occidente es el resultado que deseamos“, Sondland dijo a Reuters en Bruselas.

Huawei es el mayor suministrador mundial de equipos de telecomunicaciones y el segundo mayor fabricante de móviles inteligentes. Genera la mitad de sus ganancias fuera de China y su alcance global se ha visto en el foco de ataques de EE.UU., que está tratando de impedir que las compañías estadounidenses compren sus productos y presionando a sus aliados para que sigan su ejemplo.

EE.UU. y Australia se encuentran entre las naciones occidentales que han tomado medidas para excluir a Huawei de sus redes 5G.

Expertos estadounidenses en seguridad sostienen que los productos de Huawei podrían ser usados para espionaje, y acusan a la compañía de tener lazos con el Gobierno comunista.

Un portavoz de Huawei reaccionó a los comentarios de Sondland, señalando que la compañía tiene una reputación fiable en torno a la ciberseguridad y que no compra todos los materiales en China. “Solo un tercio de los materiales usados en los productos de Huawei llegan desde China”, indicó en un mensaje electrónico.

  • El Departamento de Justicia de EE.UU. reveló el pasado lunes cargos penales contra Huawei, a la que se acusa de robar secretos comerciales, romper acuerdos de confidencialidad y violar las sanciones contra Irán.
  • Los materiales incluyen un total de 23 cargos contra el gigante tecnológico, dos de sus filiales (Huawei Device USA y Skycom Tech) y su directora de finanzas, Meng Wanzhou, arrestada en Canadá el pasado 1 de diciembre bajo petición de EE.UU.
  • Huawei, por su parte, a través de un comunicado publicado en su cuenta de Twitter el martes, negó estar involucrada en los delitos por los cuales la acusa el Departamento de Justicia de EE.UU. En el documento el gigante tecnológico asegura haber quedado “decepcionado” al enterarse de los cargos presentados en su contra.
  • Los representantes de la compañía niegan completamente cualquier alegato de cooperación con las autoridades chinas y reiteran que Huawei funciona de manera independiente. La empresa ha hecho hincapié en que sus productos utilizan los mismos componentes que los fabricantes estadounidenses, y considera que el boicot tiene motivaciones políticas.
  • Ren Zhengfei, fundador de Huawei Technologies, se dirigió a los medios por primera vez en varios años este 15 de enero y desmintió que su compañía haya estado ayudando al Gobierno chino a espiar. Afirma también que no mantiene contactos regulares con Pekín ni hará nada “para perjudicar al mundo”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *