Banco Central asegura nivel desigualdad en RD ha bajado

Contario a lo que dicen algunos analistas y a la percepción de una gran parte de la población, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) afirma que el país ha bajado el índice de la desigualdad.


En un documento elaborado por el Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas del BCRD, en Página Abierta, en que hace algunas puntualizaciones sobre el informe Panorama Social de América Latina 2018, recientemente publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la institución monetaria explica que para fines de referencia y contextualizar mejor el análisis de la desigualdad, según la base de datos del Banco Mundial los países con la mejor distribución del ingreso del mundo se encuentran principalmente en Europa central y del norte con coeficientes de Gini en el rango de 0.25-0.30, Canadá y el Reino Unido se ubican en torno a 0.33-0.35, Luxemburgo una de las economías con el ingreso per cápita más alto presenta un índice de Gini de 0.38, los Estados Unidos de América, el principal socio comercial, registra un 0.41. En el caso de América Latina, el promedio del coeficiente es de 0.47.

Un aspecto relevante a señalar es que, en condiciones normales, para poder lograr una disminución en la desigualdad de los ingresos, es decir una reducción en el coeficiente de Gini, el ingreso promedio del primer quintil (los más pobres) de un país debe crecer proporcionalmente más que el ingreso del quinto quintil (el de mayor gasto).


En el caso de que los ingresos de los estratos con mayor poder adquisitivo experimenten un mayor crecimiento relativo, entonces se produce un aumento en la desigualdad, que no ha sido el caso de la República Dominicana en los últimos años, como se puede observar en el gráfico más abajo.

Al analizar la serie histórica del coeficiente Gini de la República Dominicana, con una perspectiva de mediano y largo plazo, se observa una tendencia a la baja del indicador, esto es una reducción en la desigualdad del ingreso.


De forma particular, entre los años 2012-2015, se acumuló la mayor caída (mejoría) del indicador desde el inicio de la serie, pasando de un promedio de 0.487 en el año 2012 a 0.458 en 2015.


En la Encuesta Nacional de Fuerza de Trabajo de septiembre de 2016 (ENFT tradicional, ya descontinuada), el índice de Gini subió a 0.463, un incremento de cinco milésimas en el indicador, reflejando un ligero aumento en la desigualdad del ingreso en ese año particular.


La nueva Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo muestra que se mantiene la tendencia a la baja en la desigualdad del ingreso, ubicándose el coeficiente de Gini en 0.442 y 0.438 para los años 2016 y 2017, presentando la mejor situación relativa del país en términos de distribución del ingreso en toda la serie histórica analizada.

En sentido general, la CEPAL reconoce en su publicación que la desigualdad del ingreso se ha reducido apreciablemente en América Latina, aunque en los últimos años lo ha hecho a un ritmo menor.


Al referirse a la República Dominicana el organismo señaló que la “desigualdad aumentó por lo menos hasta 2016”.


Esta aseveración está evidentemente influenciada por lo ocurrido puntualmente en el año 2016, último año utilizado por CEPAL para el caso dominicano en base a la anterior encuesta de fuerza de trabajo.

Ahora bien, tal y como fue aclarado correctamente por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), tanto los datos de CEPAL como los oficiales muestran que el coeficiente de Gini exhibe una tendencia a la baja, es decir, una menor desigualdad, siendo el aumento de 2016 un caso puntual, que bien podría responder a una fluctuación aleatoria y estadísticamente no significativa, por lo que no debería afirmarse categóricamente que la desigualdad del ingreso está aumentando en el país.
Algunos analistas locales han sobredimensionado el problema de la desigualdad y lo han vinculado al modelo económico dominicano, amparándose en la sombrilla del documento publicado por la CEPAL, sin analizar de forma más rigurosa y detallada el tema. Una vez más, no se deberían de llegar a conclusiones definitivas sobre la desigualdad en base al resultado puntual de una encuesta en un año específico y lo recomendable es analizar las tendencias de mediano y largo plazo.


Finalmente, la mejoría en los indicadores de pobreza y desigualdad que ha experimentado la República Dominicana en los últimos años, no implica que se deba “bajar la guardia”, al contrario, la aspiración debe ser continuar con la de erradicación de la pobreza extrema y la disminución de la pobreza moderada al mínimo posible como se ha estado haciendo, mientras simultáneamente se realizan esfuerzos para mejorar el ingreso promedio de los hogares más pobres, lo que contribuiría a una distribución del ingreso más equitativa, para que los beneficios del crecimiento económico se sientan con mayor intensidad en la base de la pirámide social.


Posición RD
En términos comparativos la República Dominicana se encuentra en mejor posición en cuanto a la distribución del ingreso (coeficiente de Gini más bajo) que la mayoría de los países en la región, ocupando el lugar número 4 de 17 países latinoamericanos, lo cual debería resaltarse como un elemento positivo y un logro para el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.