Nueva Constitución provocará cambios en Cuba

El gobierno cubano podría aprobar en febrero una nueva Constitución que provoque la reestructuración más dramática en décadas, en momentos en que aumentan las críticas y la frustración popular por una economía débil y una burocracia lenta.


La nueva Constitución crearía nuevos cargos ejecutivos, desde un primer ministro hasta gobernadores provinciales y alcaldes municipales, que podrían aliviar la carga de jefes, como el presidente, y aumentar el enfoque en la ejecución de las políticas.

“Los cambios estructurales en el gobierno propuestos en la Constitución parecen apuntar a mejorar la eficiencia”, dijo William LeoGrande, profesor de la American University.


“Por ejemplo, el nuevo cargo de primer ministro coloca a una persona enfocada en el trabajo diario para supervisar los ministerios”, agregó.
Las propuestas encajan con las reformas económicas, que implican una administración más sólida para hacer que las empresas estatales sean más autónomas y la implementación de un sistema tributario, tras más de medio siglo sin impuestos directos.

El mandato de los delegados de barrio, únicos líderes elegidos directamente, se duplicará a cinco años, mientras los directivos de las asambleas municipales y alcaldes conformarán los consejos provinciales encabezados por el gobernador.


Bert Hoffman, experto en América Latina del Instituto Alemán de Estudios Globales, dijo que el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, “quiere demostrar que es un hombre que quiere modernizar el país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.